fbpx

Más consejos para gestionar tu planificación 2021

Esta semana continuamos trabajando en la planificación del próximo año. Y vamos a hilar lo más fino posible en el brevísimo espacio que nos permite este blog, que tiene entregas semanales y se hace con mucho cuidado y dedicación.

Primero que nada, quiero que veamos algunas cuestiones que no deben pasarse por alto en cualquier planificación que se precie de seria. 

Esto tienes que repetirlo como un mantra. Toda planificación debe ser explícita, es decir, debe estar plasmada en un documento escrito que luego se encuentre al alcance de todos los involucrados en su ejecución. Y ni siquiera estamos hablando de un documento extenso, sino de un texto concreto que especifique objetivos claramente con los correspondientes pasos a seguir. Esta es la primera etapa de la planificación, luego, esa hoja de ruta guiará el resto de las acciones durante la ejecución del plan. Teniendo esto a mano es más fácil corregir y rectificar el camino. De ese modo, la capacidad de decisión estará optimizada. Por otro lado, toda planificación, además, debe contar con un cronograma donde estén delimitadas las acciones a realizar en el corto, mediano y largo plazo.

En segundo lugar, vamos a descomponer las etapas de la gestión de la planificación.

  1. Identificar y cuantificar con el mayor detalle posible los recursos humanos y materiales y financieros con los que se cuenta, así como el marco jurídico vigente, que limita en buena medida nuestros márgenes de acción.
  2. Construir un mapa del mercado sobre el que se quiere actuar, con los actores que participan directamente o indirectamente en él y con una caracterización detallada de los consumidores.
  3. Establecer relaciones que contribuyan a sustentar la capacidad de poner en práctica lo planificado.

El diseño e implementación de una planificación de marketing es, sin excepción, una tarea de equipo, el cual está integrado por personas con características singulares.

En ese sentido, al ejecutar el plan, guiar al personal es una tarea indelegable del máximo responsable de la empresa. A su vez, el plan de trabajo indicará qué otros perfiles se necesitan incorporar al equipo. No obstante, antes de contratar personal, es conveniente verificar si la tarea por realizar puede ser desarrollada por alguien que ya pertenece.

Anteriormente, hicimos referencia al marco normativo vigente: este análisis es necesario para conocer cuáles son las normas vinculadas a la actividad que realizamos e identificar así las posibles lagunas existentes. Se trata de una tarea compleja, pues las normas generales tales como la normativa fiscal o la regulación de comercio exterior, también inciden.

Finalmente, nos hacemos la siguiente pregunta, ¿Cómo se conforma el campo de acción sobre el que vamos planificar? Implica conocer las lógicas de funcionamiento que rigen el comportamiento de los distintos actores que intervienen en nuestro mercado. Se puede empezar a conocer el campo de acción mediante la confección de un primer “mapa” que identifique los actores y los ubique dentro  de la cadena productiva.

De esta manera se podrá establecer la importancia que tiene cada uno (en términos de influencia, tamaño económico, prestigio, etc.). El conjunto de actores que intervienen en cada actividad conforman lo que se denomina cadena productiva. El conocimiento de la misma servirá para ganar previsibilidad y producir planificaciones realistas.

Espero que esta información te haya sido útil, si quieres información acerca de estos temas, ya sabes, solo tienes que escribirnos.